Hoy en día cada vez son más las opciones de equipamiento y sistemas de ayuda a la conducción que se pueden incluir en nuestros vehículos. Multitud de dispositivos que desarrollan e instalan los fabricantes y que van de la mano con los avances tecnológicos que nos rodean en nuestra vida cotidiana. Muestra de ello es que existan aplicaciones para controlar los alimentos que tenemos en nuestro frigorífico, lavadoras con conectividad wifi, etc.

Muchos piensan y otros tantos hemos oído comentarios del tipo: "Cuantas mas tonterías lleve el coche, más posibilidades hay de que se estropeen cosas". Pues bien, aunque haya algo de cierto en cuanto a lo de las "posibilidades", tenemos que distinguirlo de "probabilidades". Hay que tener muy claro que todos los sistemas y avances tecnológicos instalados en los vehículos están previamente testados y sometidos a infinidad de pruebas antes de estar listos y que el fabricante decida incorporarlos en sus vehículos (más si cabe, en cuanto a sistemas de seguridad en la conducción como son: alerta de cambio involuntario de carril o el detector de fatiga del conductor, por poner un par de ejemplos). Ambos pueden salvarte la vida, un simple pitido o una vibración en el tensor del cinturón de seguridad pueden evitar un accidente.

Todo aquel que viaje habitualmente ya agradece el conocido control de crucero (en casos más sofisticados:control de crucero adaptativo), el sensor de lluvia o el sensor de luces, que hacen que los limpiaparabrisas trabajen amoldando su velocidad a la cantidad de lluvia, o que las luces se enciendan y apaguen solas al entrar y salir de los túneles respectivamente. Todo esto permite que nuestra atención se disipe lo más mínimo, y nos concentremos en conducir, el tráfico y la carretera (que no es poco).

Los previamente mencionados sistemas de alerta por cambio involuntario de carril, el detector de fatiga del conductor, así como detectores de ángulo muerto o asistentes anticolisión con frenada de emergencia serán, dentro de unos años, tan habituales e imprescindibles como lo son ahora el ABS o el ESP.

Por lo tanto, por nuestra parte un SI ROTUNDO al equipamiento de sistemas de seguridad, ayuda y asistencia a la conducción.

 

 

imagen coches.com