La DGT recuerda que "ante una señal que advierte de la presencia de animales hay que extremar la precaución" y da un par consejos rápidos para tratar de sacar al animal de la calzada:

1-Hacer sonar el cláxon y reducir la velocidad

2-Si es de noche, dar ráfagas de luces (algunos animales quedan deslumbrados e inmóviles y por tanto es más sencillo esquivarlos).

Estos consejos nos valen si vemos al animal de lejos y tenemos tiempo de sobra,¿y si no es así?: La respuesta es distinta en función del tamaño del animal en cuestión:

Si el animal que ocupa la calzada es pequeño (un perro, un gato, un conejo...)

  • Trata de evitar atropellarlo, sin frenar bruscamente ni dar volantazos. Lo que debes hacer es tratar de esquivarlo manejando suavemente el volante.
  • Si es imposible esquivarlo con seguridad (si hacerlo implica salirnos de la vía), sujeta firmemente el volante y continúa en línea recta.

Si el animal que ocupa la calzada es grande (un ciervo, un caballo, una vaca...)

  • Se debe de intentar esquivarlo a baja velocidad, por la derecha(para no invadir el carril contrario si lo hay) y sin salirnos de la calzada en la medida de lo posible.
  • No frenar de golpe, y si se ha esquivado el animal no se debe dar un volantazo para volver a la calzada, pues podríamos perder el control del coche y volcar.
  • Suelta el acelerador y sujeta con firmeza el volante para mantener el control del coche.
  • En la medida de lo posible, trata de no chocar de frente con el animal pues podría atravesar la luna delantera.
  • Frenar de forma firme y contínua pero sin brusquedad. El ABS evitará que las ruedas se bloqueen y podrás manejar la dirección.