Por qué comprar un coche monovolumen

Primeramente, debemos concretar que un coche monovolumen es un coche en el que el motor, el habitáculo y el maletero están integrados en un solo volumen.

A la hora de elegir un coche monovolumen de segunda mano tendremos que tener en cuenta nuestras necesidades en cuanto a espacio, número de plazas, confort en la conducción y el equipamiento que deseamos en nuestro vehículo.

El tamaño de nuestro monovolumen dependerá del tipo de desplazamiento, si los trayectos son cortos y urbanos, lo ideal sería un monovolumen compacto; son los que más optimizan cada centímetro de longitud. Son modelos que se corresponden al segmento C y que tienen una longitud entre 4’33 y 4’65 metros.

Los modelos más grandes son apropiados para hacer largos viajes, más cómodamente y pudiendo llevar más equipaje. Estos miden entre 4’65 y 5’37 metros y entre ellos nos encontramos con las furgonetas turismo.

El diseño del interior de los monovolúmenes está centrado en la búsqueda de la comodidad y para ello es necesario fijarse en el acceso al habitáculo. La mayoría de modelos, sobre todo los de menor tamaño suelen contar con puertas traseras convencionales, pero de generoso tamaño para facilitar la entrada. En algunos casos nos podemos encontrar con puertas corredizas, de gran comodidad.

Además de la comodidad de los pasajeros, el espacio para la carga es vital en un monovolumen. Encontraremos múltiples huecos portaobjetos donde guardar cualquier tipo de cosa. El maletero será un punto a tener en cuenta en este tipo de vehículos pensados para viajar con toda la familia, hay mucha variación entre pequeños y grandes, así como entre los de 5 y 7 plazas. También es conveniente fijarse en la facilidad de plegado o despliegue de las plazas y si se puede hacer de forma individual.

El tipo de motor de los monovolúmenes será otra decisión a la hora de comprar un monovolumen de segunda mano. Los diésel son la referencia entre los monovolúmenes, aunque podemos encontrarnos con modelos que ofrecen motores de gasolina, que serán los más recomendados para aquellos que no sobrepasen los 20.000 km/año.

Los monovolúmenes suelen ser modelos que destacan en el aspecto de la seguridad, buscan dar confianza a las familias y suelen resultar bien parados en las pruebas de EuroNCAP. Se presta especial atención a las plazas traseras y en la mayoría de casos encontraremos bastantes anclajes Isofix para las sillas infantiles. Cada vez se integran un mayor número de ayudas en la conducción como crucero adaptativo, asistente de cambio de carril, luces de carretera automáticas o control de ángulo muerto.

Dentro del equipamiento de los monovolúmenes se están integrando las últimas tecnologías en el entretenimiento, con pantallas táctiles y conectividad para smartphones con Apple CarPlay o Android Auto.

Si quieres encontrar tu mejor monovolumen, te invitamos a visitar nuestro concesionario Más Automoción en Valladolid. Dónde encontrarás las mejores ofertas en este tipo de vehículos y te asesoraremos según tus necesidades. Además, te mostraremos todas las opciones de financiación para conseguir tu monovolumen de segunda mano ideal.

 


Imprimir   Enviar por email