Cómo proteger nuestro vehículo durante el estado de alarma

Debido a la actual crisis provocada por el coronavirus y el estado de alarma decretado por el Gobierno, creemos recomendable recordar estas medidas tanto si estás utilizando tu vehículo de forma habitual o lleva parado un largo periodo de tiempo.

Para todos aquellos trabajadores o profesionales que se vean obligados a utilizar su coche durante el estado de alarma, es necesario extremar las medidas de higiene. Es recomendable limpiar frecuentemente, el volante, la palanca de cambios, los tiradores de puertas, el cinturón de seguridad y todo aquello que hayamos tocado, con agua y jabón o alguna solución que contenga al menos un 70% de alcohol. No es recomendable utilizar lejía, amoniaco o agua oxigenada para limpiar el interior de nuestro vehículo ya que podríamos dañar los materiales. Además, la utilización de guantes desechables durante la conducción hará que se reduja el riesgo de transmisión.

Si el vehículo lleva un tiempo estacionado, deberíamos limpiarlo tanto en el interior como en la carrocería, no solo por el hecho de que cuánta más suciedad se acumule, más fácil será que se raye, sino por el óxido que puede derivar. En el interior de nuestro vehículo podemos colocar un pequeño humidificador que evite la aparición de bacterias y hongos.

Para que nuestro coche arranque correctamente cuando lo volvamos a utilizar es aconsejable comprobar la presión de los neumáticos, que con el paso del tiempo la cantidad de aire que alberga en su interior disminuye, y el frío puede acelerar este proceso. Para conservar el buen estado de los neumáticos, es recomendable que el vehículo se encuentre lejos de la incidencia del sol y mover de vez en cuando las ruedas del coche para cambiar el punto de apoyo y así, evitar posibles deformaciones.

Deberemos comprobar los niveles de líquidos, como el nivel de aceite o el anticongelante del radiador. Estos líquidos pueden volverse más viscosos y los residuos que han ido generando pueden ocasionarnos un problema a la hora de volver a arrancar el coche.

La batería, aunque el coche esté parado, sigue alimentando a ciertos dispositivos como alarmas, cierres o navegación. Por lo que es aconsejable desconectar el borne positivo o incluso quitar la batería, para evitar que esta se descargue.

El depósito del combustible también se puede deteriorar, por lo que es conveniente dejar el depósito lleno hacia la mitad. Lo importante es no dejar el depósito prácticamente vacío, pues así es fácil que la corrosión aparezca debido al contacto con el oxígeno y los gases de la evaporación del combustible.

Desde Más Automoción, recordamos que seguimos abiertos de forma online, poniendo a disposición de nuestros clientes la entrega de vehículos a domicilio, incluso con posibilidad de financiación a distancia. Durante este difícil periodo, hemos aplicado grandes descuentos a nuestro catálogo de vehículos.

El coronavirus también llega a las gasolineras

Además de los efectos del coronavirus en la salud de gran parte de la población mundial, esta epidemia está afectando negativamente en la economía mundial y, especialmente en la industria automovilística, como la paralización de la producción de grandes marcas como Hyundai.

Las ciudades de China están paralizadas y, por tanto, también están paralizados los medios de transporte. Esto ha desencadenado una desaceleración del mercado y una bajada en la demanda de combustible en China, el mayor importador del mundo. La crisis del coronavirus está provocando un espectacular descenso en los precios de los combustibles.

Se estima que la demanda de petróleo de China ha caído en unos 3 millones de barriles al día, lo que supone el equivalente a un frenazo del 3% a nivel global.

A medida que se extiende el coronavirus, los vendedores chinos y surcoreanos están recurriendo a México para apuntalar el mercado. El exceso de combustible en Asia ha dado a México la oportunidad de comprar cargamentos más baratos justo cuando las averías en las refinerías aumentan los precios en Estados Unidos.

En España. tras semanas de descensos en los precios de los carburantes, cae hasta mínimos de 2017 en el caso del diésel, lo que significa que llenar el depósito hoy es un 5’3% más barato.

Según el Boletín Europeo, el precio de la gasolina esta semana es de 1’186€ por litro, lo que supone un descenso del 8’56% con respecto a los 1’297€ de la semana anterior. Respecto al gasoil, el precio actual se sitúa en 1’067€ por litro, lo que supone un 11’08% que la semana anterior.

Por qué comprar un coche monovolumen

Primeramente, debemos concretar que un coche monovolumen es un coche en el que el motor, el habitáculo y el maletero están integrados en un solo volumen.

A la hora de elegir un coche monovolumen de segunda mano tendremos que tener en cuenta nuestras necesidades en cuanto a espacio, número de plazas, confort en la conducción y el equipamiento que deseamos en nuestro vehículo.

El tamaño de nuestro monovolumen dependerá del tipo de desplazamiento, si los trayectos son cortos y urbanos, lo ideal sería un monovolumen compacto; son los que más optimizan cada centímetro de longitud. Son modelos que se corresponden al segmento C y que tienen una longitud entre 4’33 y 4’65 metros.

Los modelos más grandes son apropiados para hacer largos viajes, más cómodamente y pudiendo llevar más equipaje. Estos miden entre 4’65 y 5’37 metros y entre ellos nos encontramos con las furgonetas turismo.

El diseño del interior de los monovolúmenes está centrado en la búsqueda de la comodidad y para ello es necesario fijarse en el acceso al habitáculo. La mayoría de modelos, sobre todo los de menor tamaño suelen contar con puertas traseras convencionales, pero de generoso tamaño para facilitar la entrada. En algunos casos nos podemos encontrar con puertas corredizas, de gran comodidad.

Además de la comodidad de los pasajeros, el espacio para la carga es vital en un monovolumen. Encontraremos múltiples huecos portaobjetos donde guardar cualquier tipo de cosa. El maletero será un punto a tener en cuenta en este tipo de vehículos pensados para viajar con toda la familia, hay mucha variación entre pequeños y grandes, así como entre los de 5 y 7 plazas. También es conveniente fijarse en la facilidad de plegado o despliegue de las plazas y si se puede hacer de forma individual.

El tipo de motor de los monovolúmenes será otra decisión a la hora de comprar un monovolumen de segunda mano. Los diésel son la referencia entre los monovolúmenes, aunque podemos encontrarnos con modelos que ofrecen motores de gasolina, que serán los más recomendados para aquellos que no sobrepasen los 20.000 km/año.

Los monovolúmenes suelen ser modelos que destacan en el aspecto de la seguridad, buscan dar confianza a las familias y suelen resultar bien parados en las pruebas de EuroNCAP. Se presta especial atención a las plazas traseras y en la mayoría de casos encontraremos bastantes anclajes Isofix para las sillas infantiles. Cada vez se integran un mayor número de ayudas en la conducción como crucero adaptativo, asistente de cambio de carril, luces de carretera automáticas o control de ángulo muerto.

Dentro del equipamiento de los monovolúmenes se están integrando las últimas tecnologías en el entretenimiento, con pantallas táctiles y conectividad para smartphones con Apple CarPlay o Android Auto.

Si quieres encontrar tu mejor monovolumen, te invitamos a visitar nuestro concesionario Más Automoción en Valladolid. Dónde encontrarás las mejores ofertas en este tipo de vehículos y te asesoraremos según tus necesidades. Además, te mostraremos todas las opciones de financiación para conseguir tu monovolumen de segunda mano ideal.

 

Feria del Vehículo FERIAUTO 2019

Durante los días 13, 14 y 15 de Diciembre se ha celebrado en Valladolid, la Feria del Vehículo FERIAUTO, donde Más Automoción estuvo ofreciendo todos sus vehículos de ocasión.

Siempre ofreciendo a todos los asistentes a la feria, de 1 a 3 años de garantía en tu vehículo de segunda mano, financiación de hasta 10 años y toda la confianza y seriedad que nos avalan.

Siempre nos puedes tener disponibles en nuestro concesionario de vehículos de segunda mano ubicado en Valladolid, en la calle Forja, nº 10.

Además hasta fin de año, aprovecha grandes ofertas en tu vehículo de ocasión.

 

Todo el equipo de Más Automoción, te deseamos unas Felices Fiestas.

Plántale cara a la climatología con tu coche de segunda mano

Desde Más Automoción, tu concesionario de segunda mano en Valladolid, siempre intentamos daros consejos sobre la conducción segura y eficaz. La mala climatología puede influir en nuestra conducción, por lo que es importante tener cuidado y siempre tomar las medidas de precaución para reducir el riesgo al mínimo.

Antes de emprender tu viaje, deberás informarte de la situación meteorológica para la circulación vial y obtener todos los detalles de las carreteras y así, planificar tu viaje en base al clima que te vas a encontrar. Es importante llevar el depósito lleno, revisar la presión de los neumáticos, los niveles de aceite y anticongelante. Además de llevar el móvil con la batería llena.

Como ya sabemos, en caso de lluvia, nieve o niebla, se reduce considerablemente la visibilidad, por lo que será necesario reducir la velocidad. En caso de niebla espesa, tendremos que recurrir a las luces antiniebla. Es muy recomendable conducir manteniendo un punto de referencia en todo momento. Con el suelo mojado o con hielo, nuestro coche tendrá menos adherencia, por lo que también deberemos aumentar la distancia de seguridad para evitar accidentes. Por otro lado, tendremos que redirigir el aire acondicionado hacia la luna si se empaña el parabrisas delantero y activar la luneta térmica para eliminar el vaho del cristal trasero.

Estas condiciones adversas pueden originar charcos en las carreteras, debemos evitarlos siempre que no pongamos en riesgo nuestra conducción. En el caso de que nos sea imposible evitarlos, tendremos que frenar en el agua, dejando que los neumáticos hagan su trabajo manteniendo la trayectoria con el volante.

Recuerda que tu conducción debe ser lo más suave posible, evitando acelerones, volantazos o frenazos y circulando preferiblemente con marchas largas, de esta forma el vehículo ganará tracción y no perderá la trayectoria.

Siempre deberemos comprobar que la cubierta de los neumáticos esté en buenas condiciones (como mínimo 1,6 mm. de dibujo) y sin cortes. Recuerda que tendremos que recurrir a las cadenas siempre que sea necesario en caso de nieve.

¿Sustitución o reparación de la luna del coche?

La luna de nuestro vehículo es un elemento vital en nuestra conducción, ya que nos protege de agentes externos como la lluvia, el aire, el frío, la tierra y el polvo. Además de todas las salpicaduras o partículas que otros vehículos pueden proyectar contra nuestra luna.

En ciertas ocasiones, recorremos largas distancias con nuestros coches por caminos que no están pavimentados o son caminos de tierra, y estas son las situaciones más idóneas para sufrir la rotura de la luna de nuestro vehículo. Aunque llevemos cuidado y respetemos la distancia correcta con los vehículos que nos preceden, es muy fácil que impacte cualquier elemento externo en las lunas de nuestro coche, arañándola o dañándola de una forma irreversible.

En el momento en el que observemos que nuestra luna ha sido dañada o picada, tenemos que plantearnos realizar alguna acción cuanto antes, y es cuando nos preguntamos cuál es la mejor opción, ¿reparar ese golpe? o ¿sustituir la luna del coche?

Todo dependerá del tamaño y la ubicación del impacto en el cristal. En el caso de que un parabrisas pueda ser reparado, el diámetro del picotazo no puede ser superior a 15 milímetros. También debemos considerar que la rotura esté situada a más de unos 8 centímetros del borde del parabrisas, ya que si está muy cercano al borde hay más riesgos de futuras roturas.

En el caso de que la rotura sea claramente grande y supere las medidas mencionadas anteriormente y no se pueda reparar, tendremos que cambiar toda la luna que esté dañada y sustituirla por una nueva que esté homologada para ese vehículo.

Desde el concesionario de segunda mano de referencia en Valladolid, Más Automoción te recomendamos que soluciones el problema de rotura o daño de la luna de tu coche cuanto antes. Tanto como si el cristal esté dañado, para que no vaya en aumento ante cualquier bache, otro posible golpe o un cambio de temperatura. Como si el golpe en el cristal es lo suficientemente grande como para cambiarla, ya que lo primero es la protección y seguridad en tu vehículo.

Lo último en el mercado, los frenos carbocerámicos

En la actualidad, las mejores marcas del mercado están incorporando los frenos carbocerámicos para sus modelos de alta gama. Pero, esta fabricación y tecnología no es nueva, ya que empezó a aparecer en el mundo de la Fórmula 1 en los años 80 y se ha ido incorporando a los coches mucho más adelante.

Los frenos carbocerámicos están fabricados con un composite cerámico que se adhiere y pega a las fibras de carbono para mejorar su resistencia. Los materiales cerámicos son compuestos térreos que se caracterizan por poseer una alta resistencia a las temperaturas y ser químicamente inertes, es decir, no reaccionan con otros elementos, por lo que no son combustibles ni oxidables. La resistencia de estos frenos está valorada como la mejor del mercado, aguantan temperaturas de hasta más de 1.300ºC sin que haya deformaciones en el disco.

Existen dos tipos de frenos cerámicos:

  • CCB: Son frenos carbocerámicos con capa cerámica adicional, utilizados por marcas de coches alemananas y grupo VAG, donde se encontrarían marcas como Audi, Lamborghini, Bugatti, BMW o Porsche.
  • CCM: Son los frenos de material cerámico utilizados principalmente por marcas de coches italianas como Ferrari, Maserati, Aston Martin o Jaguar.

Las ventajas de los frenos carbocerámicos frente a los discos tradicionales de hierro son principalmente la optimización en su uso y el peso, los frenos carbocerámicos pesan hasta un 50% menos. Además de ser mucho más duraderos, su vida útil puede alcanzar los 300.000 kilómetros. La eficacia también es una de sus características, pues ayudan a reducir las distancias de frenado.

Feria del Vehículo de Ocasión 2019 - FERIAUTO

Un año más estaremos ofreciendo gran parte de nuestra exposición de vehículos de segunda mano al mejor precio en la Feria del Vehículo de Ocasión de Valladolid - FERIAUTO.

Esta feria se celebrará en la Feria de Muestras de Valladolid (Pabellón 4) desde el 11 al 15 de septiembre en un horario de 11:30 a 21:00 horas.

Si estás buscando tu coche de ocasión al mejor precio, el concesionario de referencia en Valladolid, Más Automoción, te asesorará y ayudará a elegir el mejor coche de segunda mano para ti.

La entrada es gratuita, ¡te esperamos!

Y si te quedas con ganas de más, no dudes en acercarte a nuestro concesionario en Valladolid en el Polígono de Argales, calle Forja, Nº 10, donde encontrarás dos pisos de exposición de vehículos de ocasión de todas las marcas del mercado.

¿Cuándo debemos cambiar las escobillas de nuestro coche?

Las condiciones meteorológicas como la lluvia, el frío o las heladas y los lugares por los que conduzca el vehículo como el polvo y la arena, son factores determinantes en el desgaste de las escobillas. Lo cual nos afecta en la conducción, ya que de su correcto funcionamiento depende en gran medida la visibilidad que tenemos al volante.

Para evitar riesgos y gastos innecesarios, desde tu concesionario de confianza de vehículos segunda mano, Más Automoción, te recomendamos que sustituyas tus escobillas una vez al año. La mejor época para cambiarlas es el otoño, para que estén en perfecto estado para combatir la temporada de frío y nieve.

Hay una serie de indicadores que pueden ayudarnos a identificar que ha llegado el momento de renovarlas.

  • Si al activar los limpiaparabrisas, percibimos un ruido inusual, chirrían o vibran. Esto es debido a que la goma se ha endurecido debido al desgaste propio del uso o porque éstas están sometidas a demasiada presión.
  • Si no consiguen eliminar perfectamente el agua o las marcas de humedad del cristal, puede ser debido a que las escobillas se hayan agrietado a causa de las heladas o el calor.
  • Podemos encontrarnos con restos de suciedad o una raya permanente en el centro del cristal, que evidentemente, hará que tengamos que cambiar nuestras escobillas.
  • Cuando el parabrisas delantero o la luna trasera se empañan exteriormente, es probable que la goma de haya endurecido y no esté ejerciendo la suficiente presión sobre ellas.
  • Si encontramos fisuras o rugosidades en el caucho de las escobillas.
  • Además, si recientemente la luna ha sufrido una rotura, es conveniente cambiar de inmediato las escobillas. Al tratarse de una pieza delicada, es probable que también se haya visto dañada, ya sea por rozaduras o cortes en el caucho. Si el cristal se ha roto como consecuencia de un impacto, es probable que los brazos de los limpiaparabrisas se hayan deformado o desajustado. En ocasiones, pueden quedar pequeños fragmentos de cristal en las escobillas que pueden provocar una ralladura en el parabrisas nuevo o reparado.

Para alargar la vida útil de nuestras escobillas, es conveniente realizar un mantenimiento periódico de éstas, limpiándolas con un paño húmedo para retirar el polvo que haya en ellas.

Cada vez está siendo más habitual en los nuevos modelos de coches, la incorporación de un detector de desgaste, que nos indicará de forma automática que debemos cambiar nuestras escobillas.

¿Quién pensó alguna vez que un puñado de almendras podrían cambiar el mundo de la automoción?

En el mundo de la automoción aún quedan 3 grandes retos a superar en la fabricación de los coches eléctricos, su autonomía, los largos tiempos de carga y el coste de estos vehículos.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba han conseguido demostrar que el carbón de las cáscaras de las almendras, podría sustituir las grandes cantidades de azufre y litio que componen actualmente las baterías de los coches eléctricos. Esto supone una gran noticia para la preservación del medio ambiente, y aún así, conseguir un alto rendimiento en la acumulación de energía.

La cáscara de la almendra es un residuo procedente de la biomasa, es sostenible y no procede de derivados del petróleo o elementos caros o poco abundantes. El mercado automotriz apuesta por el uso de recursos comunes y más sostenibles, que ayuden a contrarrestar las consecuencias del cambio climático.

La utilización de este material, hará que las cargas sean más rápidas, lo que supone un ahorro de luz, esta batería ya se ha probado en cargas rápidas, consiguiendo que el vehículo esté completamente cargado en aproximadamente una hora. La autonomía del coche aumenta en hasta un 60% y también se podrá experimentar una mejora de la seguridad, debido a una menor concentración del litio en este tipo de baterías.